Ser bombera voluntaria, es una vocación que no entiende de géneros, y la oficial principal Romina Orellano, exhibe con orgullo desde ayer la asunción como jefa del cuartel de San Blas.

Con este nombramiento el partido de Patagones ya cuenta con la segunda mujer bombero Jefe, y la cuarta en lo que respecta a la Federación Centro Sur de la Asociación de Bomberos Voluntarios de la provincia de Buenos Aires.

Junto con su compañera Claudia Farías, Orellano recibió años atrás una distinción del Honorable Concejo Deliberante en el marco de los festejos por el Día del Bombero Voluntarios.

Las mujeres están haciendo importantes contribuciones en esta actividad solidaria logrando nuevos hitos en un campo tradicionalmente dominado por los hombres.

Hay más de 7.000 mujeres en los cuarteles argentinos, y que realizan las mismas tareas de los hombres. El sistema nacional de bomberos no está ajeno a esta realidad y cada vez más mujeres se incorporan a los distintos cuerpos del país sumando experiencias, fuerza y voluntad de trabajo y entrega al servicio de los demás.

También podría interesarte

PUBLICIDADES